sábado, 15 de julio de 2017

Complejo minero abandonado

¡Hola a todos! Hoy os traigo algo de urbex ya que hace mucho tiempo que no lo practico por el blog, y os quería mostrar concretamente de una mina, pero debido a que a partir de ahora quiero cumplir estrictamente las reglas del urbex no voy a desvelar demasiados datos sobre este lugar.

Esta mina se creó en los años 40 y fue abandonada en los 70 debido a la gran repercusión física de los trabajadores ya que no había un control estricto de la sanidad por aquella época ni se conocía los efectos que podría tener para el cuerpo estar en contacto con los determinados materiales que extraían. Por aquella época Asturias se declaró una potencia mundial de este material que extraían ya que en todo el mundo quedó prohibido manipular dicha sustancia, que era el mercurio.

Contando esta anécdota, procedamos al reportaje fotográfico.

El terreno está dividido por dos niveles, en el primero están situados los edificios de los antiguos trabajadores y en el segundo, que resulta más bajo, está la zona de la mina (completamente cerrada) donde solamente quedan los restos de determinadas instalaciones.





En dicho terreno podemos ver vallas de piedra que curiosamente en algunos sitios faltan algunos barrotes. 


En la zona de las casas obreras podemos encontrar diversas estructuras probablemente utilizadas tanto para el día a día de los trabajadores como algunas de almacén. 
























Dentro de estos lugares podemos apreciar a día de hoy documentación de los años 70, tanto de la mina como periódicos de la época. También muebles, pero en un estado completamente lamentable. 






















Actualmente todavía se puede diferencias una especie de cocina y luego en otra estructura un comedor. 





También podemos observar el deterioro y roturas de cristales en las ventanas, a pesar  de que todavía no han desaparecido completamente. 







A modo de anécdota, había una habitación llena de envases de una especie de jabón/champú.




A continuación os muestro los antiguos restos mineros que siguen permaneciendo en la actualidad allí.














Y finalmente algo de arte urbano o como algunos prefieren llamarlo: vandalismo.











Espero que os haya gustado el post, ¡Nos vemos la semana que viene!